Make your own free website on Tripod.com

Las TICS en nuestras vidas cotidianas

( Versión, verano austral de 2001)

Por Alfredo Armando Aguirre

http://members.tripod.com/~choloar/choloar.html

Cada nuevo desarrollo que comienzo, lo hago desde la persuasión que estoy en búsqueda de universalidad, con descripciones alternativas de mi aldea bonaerense, inexcusablemente autobiográficas.

Soy de los que creen que la manera mas valida de penetrar lo mas profundamente posible en los fenómenos desencadenados, por la irrupción traumática de las tecnologías de la información y la comunicación(en adelante TICs), es desde nuestras vivencias cotidianas. Vivencias cotidianas, que están enmarcadas en la edad biológica que se posea, la ciudad en que se viva y en la posición económica y cultural que el esfuerzo propio y/o el azar nos haya colocado.

Si todas nuestras conductas, son en ultima instancia comunicaciones. Y si alguien conceptuó a la sociedad como la sumatoria de las enesimas comunicaciones, Podemos intentar imaginar que implica ello, en un planeta que alberga alrededor de seis mil (6.000.000.000) millones de personas. Se me ocurre que, podríamos considerar que tamaña masa de interacciones posibles, es una invitación a la modestia y a la humildad.

Para no caer ni en la omnipotencia ni en la impotencia(ambas actitudes enfermizas) podríamos considerar como insertar nuestras propias existencias transitando caminos intermedios que nos permitan desplegar nuestras respectivas personalidades.

Si como, sostuve mas arriba, toda conducta es comunicación, va de suyo el potencial, así como las limitaciones, de Internet y por ende, las TICS, concebidas como herramientas comunicacionales.

Nuestra interrogación permanente, en términos de Tics, es que cambia y que permanece de la condición humana con su irrupción por demas traumática.

Mi respuesta provisoria, es que como todo artefacto creado por la especie humana, puede llevar a actitudes sublimes como a actitudes abyectas.

Lo peor y lo mejor(dependiendo obviamente de lo que cada uno considere "mejor" o "peor") de la condición humana viene siendo colocado en el cyberespacio.

Alguien, con seguridad, podrá sostener, que lo mismo sucedió con la imprenta de tipos móviles de Gutemberg. Y ello la transformo en un factor de democratización, como tambien consideramos a las TICs.

Queda abierta la enumeración de alternativas de dignificación y de manipulación y/o envilecimiento, que van posibilitando las TICS.

Y asi, como nuestras trayectorias personales y nuestros entornos geoculturales enmarcan el empleo que hagamos de las TICs, esta tambien abierta esta problemática al tema de las vocaciones humanas. Tema este de complejo abordaje, pero que resulta insoslayable en orden a la comprensión acabada de los fenómenos humanos.

Soy de los que creen que hay diversidad de vocaciones humanas, y percibo una peculiar diferencia entre las personas de vocación política y las personas con otras vocaciones.

Una de las grandes conquistas de la saga humana, ha sido la idea y la practica de la democracia. La Democracia republicana y representativa, tanto en sus versiones unitaria como federal, se consolido hacia fines del siglo XVIII de la era Cristiana, como una respuesta racional, para encauzar los excesos de las personas con vocación política. Y se me hace que la ingeniería de la democracia republicana y representativa, no fue concebida por personas de vocación política, sino por personas de otras vocaciones, particularmente la académica, que eran quienes padecían los excesos de los políticos. De alli, que tenga para mi alta significación, aquella sentencia de Winston Churchill: "la democracia es el peor sistema de gobierno, exceptuados todos los demas".

Mas no es este un desarrollo, direccionado a considerar los interrogantes que plantea la eficiencia lograda por los mecanismos de la democracia representativa y republicana, sino a considerar como el fenómeno TICs, habida cuenta de su envergadura, no podrá ser soslayado por los políticos, incluidos los mas formalmente democráticos.

Un anticipo del tratamiento que las personas de vocación política, darían a las Tics, fue la Telecomunications Act de 1996 (obviamente del Congreso de los Estados Unidos de Norteamérica).

De todos modos, cualquier intento de manipulación política o ideológica, desde cualquier punto del extremo ideológico, resulta ilusoria sino enfermiza, habida cuenta de la masa de interacciones en curso simultáneo a lo largo del planeta.

Resulta ostensible, al menos para algunos, que ciertos cenáculos, ligados a las burocracias publicas y privadas concentradas en las grandes ciudades, y aquí no habría substanciales diferencias entre el Norte y el Sur, tienden a considerar que sus cosmovisiones son las cosmovisiones de "todo el mundo", y ello lleva a conclusiones que se pretenden generalizables a toda la población. Esto es lo que junto a otros que nos precedieron, percibo se genera desde los sistemas educativos formales latinoamericanos y particularmente desde sus universidades, naturales abastecedoras de capital humano a las mencionadas burocracias privadas y publicas, incluidos los medios masivos de comunicación.

Pese al "ruido" que generan estas minorías(muy estigmatizadas por pensadores argentinos como Rodolfo Kusch y Arturo Jauretche), hay grandes mayorías que procesan sus cotidianidades, generalmente signadas por la pobreza, desde otras cosmovisiones.

Alli hay actitudes de negación, de silencio o de fagocitación: Con las TICs, como con todos los "adelantos" que el "progreso occidentalizador", en sus distintas y antagónicas variantes, intento imponer en nombre de una "civilización" que quería terminar con la "barbarie".

Esto no implica descalificación alguna de las TICs, sino la invitación a considerar que las mismas son una alternativa de comunicación y no LA alternativa excluyente de las demas. En reiteradas ocasiones y desde mis intensas vivencias en las Tics, que tanto han enriquecido mi persona, colijo que "se puede vivir sin Internet".

Soy de los que piensa, que el mayor potencial de las TICs, es otorgarle a la noción un sentido lato que incluya a la radiodifusión en sus distintas variantes, particularmente la onda corta y la radioafición; la televisión en todos sus aspectos, la cinematografía, la telefonía, el grabador, la fotografía, el escáner y la fotocopiadora. Que tambien incluya a las bibliotecas, particularmente a las populares y las escolares.

Por esos tiempos, que se ha redescubierto el termino "sinergia", personalidades inquietas interactuando desde estos elementos se nos ocurre, el más substancioso aporte que puedan hacer las TICs en este sentido lato.

Cada uno puede imaginar ejemplos que suponen una intensa interactividad desconcentrada o descentralizada, con una caotica creatividad implicita.

En nuestro caso nos parece muy fecundo el potencial de la nocion de Macrothesaurus,(recuperación de información), que supone el empleo de la fotocopiadora y el escáner, para digitalizar las masas de contenidos, producidos previamente a la emergencia de las Tics. Aunque el rol técnico del escáner parece determinante, cabe a la fotocopiadora un rol más modesto, pero insoslayable para la digitalización: la documentación escrita pre -TICs se torna mas digitalizable si previamente ha sido fotocopiada. Es nuestra experiencia al respecto.

Aunque a veces no se perciban en los análisis de impacto de las TICs, estas situaciones están en marcha. Como con otros fenómenos, la burocratización que pareciera ser el fruto no previsto de todas las organizaciones occidentales en determinado punto de su desarrollo, pareciera evidenciar lentitud de reflejos para captar esas situaciones reales que contrariarían las hipótesis sobre las que pretenden abordar dichas problemáticas.

Pero claro todo esto es necesariamente monográfico, deliberadamente subjetivo y condicionado con mi entorno que es el de la ciudad de Buenos Aires, y en algun modo extrapolable a ese pais funcional que alguien denomino "la Cuenca del Plata".

No obstante, estimo, que el presente es una invitación a continuar en permanente análisis de como las TICs en sentido amplio van siendo parte de nuestras existencias y de un pormenorizado estudio de sus posibilidades, columbrar caminos concretos para el desarrollo de nuestras respectivas personalidades en armonía con nuestros prójimos más próximos y el ambiente físico que nos sustenta.

Buenos Aires, Argentina, 23 de Enero de 2001