Make your own free website on Tripod.com

"EL DEPORTE, LA EDUCACIÓN FÍSICA Y LA RECREACIÓN EN LA CULTURA ARGENTINA. (Un tema para la reflexión colectiva permanente)"

Por el Licenciado Alfredo Armando Aguirre http://members.tripod.com/~choloar/choloar.html

Parece ser poco discutible que las actividades deportivas, recreativas y de educación física, aporten valores positivos para la vida de las personas. Hasta puede resultar una perogrullada, afirmar que el deporte, la recreación y la educación física, son parte inescindible de la cultura, en este caso de la cultura argentina. Es mas, podría decirse que estos temas están casi fuera de discusión y aun de reflexión. Pareciera que mas alla de las excepciones que confirman la regla, aquí hacemos mucho deporte, mucha recreación y mucha educación física, sin ponernos a meditar mucho sobre las motivaciones y el sentido de tan personalizantes actividades.

La irrupción velozmente creciente de las Tecnologías del conocimiento y la información, permiten percatarnos que las actividades académicas y de investigación sobre estos temas, es creciente en muchos lugares del planeta, y se percibe también que en forma incipiente, en la Argentina, comienzan a aparecer testimonios de dicha preocupación. Pero ya es sabido, atento a las lecciones que nos brindan disciplinas como la Antropología Social y Cultural, que las innovaciones no son aceptadas automática y , masivamente, en la fluencia vital o el "continuun cultural" de los países, regiones o ciudades. Si queremos acercarnos a esta problemática del deporte, la educación física y la recreación en Argentina, debemos ir asumiendo ciertas situaciones. Una de ellas es que debiéramos considerar al complejo de las actividades deportivas, recreativas y de la educación física, como algo integrado al menos conceptualmente. Este resulta un punto relevante, por cuanto se suelen detectar tratamientos conceptuales diferenciados, que se traducen en quehaceres diferenciados. Algo parecido parece cuando se trata de apuntar a la inescindibilidad de este complejo con la cultura argentina. Pareciera que en algunos casos hay un divorcio entre el deporte, la recreación y la educación física, con el resto de las actividades culturales argentina. Estos "divorcios", a la luz de situaciones de crisis y escasez de recursos, pueden calificarse, por lo menos como muestras de ineficiencia e inequidad. Si lo anterior constituye un juicio de valor negativo, consecuentemente, podemos sostener la necesidad de un abordaje integral de la dimensión del deporte, la recreación y la educación física en el devenir cultural argentino. Pero para no caer en confusiones, hemos utilizado el termino abordaje, que solo implica un tratamiento académico o intelectual, del termino aplicación, que podría llevar a entender que postulamos un tratamiento homogeneizador, que atento a la pluralidad como característica de la argentinidad, consideraríamos de sesgo totalitario o colectivista, Otro de los aspectos, que nos interesa señalar que mucho mas importante que las políticas publicas que se apliquen para la promoción y el fomento de las actividades que comentamos, son las actividades especificas de la gente, que de ultima son las que van informando este aspecto de la cultura. En esta afirmación, va implícita, una relativizacion de las políticas publicas en lo que hace su incidencia sobre las actividades que estamos comentando. Desde lo precedente, somos de la opinión(rebatible como cualquier opinión), que pareciera mas viable incidir sobre las actividades que nos ocupan, desde la especifica circunstancia de tiempo y lugar, en la que nos encontramos. Esto significa que desde las entidades de bien publico de primer grado, particularmente nuestros queridos clubes sociales y deportivos, como de las instituciones educativas, particularmente los establecimientos de educación general Básica y polimodal, y con la asistencia subsidiaria del municipio, puede desplegarse un quehacer especifico que cubra las necesidades de la mayor cantidad posible de involucrados y beneficiados. Todo esto supone que la descentralización o la desconcentración, es la modalidad operativa sugerida. Y esta descentralización o desconcentración operativa, no necesariamente implica, que para ciertas actividades puedan existir unidad de concepción o criterio. Hemos percibido en los últimos años, la existencia de criterios de políticas para el sector o franja que nos ocupa, demasiado influidos por criterios acuñados en etapas precedentes. Ello no debiera extrañarnos, atento a la sedimentacion que se produce en el desenvolvimiento de toda cultura. Lo que sucede es que una cosa son los ingrediente o practicas incorporados a la fluencia vital y otra son los criterios de política, que pueden evidenciar desajustes. Dicho de otro modo, es frecuente escuchar e leer opiniones sobre política deportiva. Y esto se vincula al quehacer de los poderes públicos sobre el particular. Pero en la Argentina, desde diciembre de 1983, impera el sistema republicano y representativo, con autonomías federales( provinciales), municipales y universitarias. Esto supone que la política deportiva vigente seria la resultante del quehacer del gobierno Nacional, del quehacer de las 23 provincias y la ciudad autónoma de Buenos Aires, del quehacer de los alrededor de los 1700 municipios y del quehacer, especifico se entiendo, de las alrededor de 37 universidades Nacionales. Sin necesidad de comentar que, el quehacer especifico de las distintas estructuras del Poder Ejecutivo Nacional, ya evidencia al menos débiles coordinaciones, puedo uno inferir que cuando se habla de política deportiva, no se hace en realidad referencia a esta resultante interjurisdiccional. Sin perjuicio de imaginar, lo complejo de que resulta lograr algún tipo de coordinaciones interinstitucionales, aun así, la acción sobre el quehacer cotidiano de las actividades recreativas. deportivas y de educación física de la población, o sea la dimensión cultural especifica, es relativamente baja. Este panorama, en un contexto de escaseses y carencias crecientes, mas que desanimarnos, debería constituir, habida cuenta de los valores positivos insitos, una estimulante invitación, para formalizar criterios no de política publica sectorial, sino de filosofía y metodología en materia de deportes, educación física y recreación, que informen tanto las actividades oficiales como las publicas. Dicho de otro modo, seria por el lado de los criterios homogéneos y no por el de autoridades o legislaciones únicas, que se lograría una racionalización que en ultima instancia apuntaría a que mas personas durante mayor cantidad de tiempo, puedan beneficiarse de las practicas deportivas, deportivas y de la educación física. Creo que se haría una contribución sustantivo a la brecha que, desde 1967, se creo con la existencia de estructuras gubernamentales separadas(sobre todo en el ámbito provincial) de deportes por un lado y educación física por otro. Se nos hace que mucho puede hacer al respecto el Consejo Federal de Cultura y Educación. La vinculación club deportivo, escuela y municipio, se nos ocurre de alto valor, en orden a la optimización de recursos escasos. Es notoria la existencia de metodologías, que evidencian fueron concebidas en épocas de abundancia. Así los gastos en traslados y estadías, que benefician a las empresas de turismo, transporte, hotelería y restaurantes, sustrayendo recursos que podrían aplicarse a elementos e indumentaria deportiva. El fenómeno deportivo a fines de 1999, permite que la sponsorizacion y el marketing, puedan hacerse cargo tanto del alto rendimiento deportivo, como del deporte profesional. Ello, sugeriría una liberación de recursos a ser aplicados en forma creativa sobre los sectores mas vulnerables de la población. Sobre aquellos que queriendo hacer deporte, no lo pueden hacer o lo hacen en forma precaria. Pensemos que existen alrededor de once millones de personas escolarizadas y que a través del Programa Social Educativo, podrían recibir recursos para las practicas deportivas, recreativas y de educación física. Es evidente que consideraciones como estas, no serán compartidas por quienes han sido ganados por el "status quo preexistente", pero nos consideraríamos satisfechos si estas consideraciones despiertan la meditación, para ver hasta que punto ellas son susceptibles de aplicación o no en los ámbitos específicos donde nos desempeñamos. Después de todo el "centro del mundo", esta donde cada uno esta y desde allí con tecnologías apropiadas, "caseras" y volvemos a enfatizar creativas, se puede aportar para que el deporte, la recreación y la educación física, cumplan con la función social, para la que vienen acreditando un alto potencial. Buenos Aires, Viernes, 03 de Diciembre de 1999

PUBLICADO EN "MUNDO AMATEUR", NUM. 126, BUENOS AIRES, ARGENTINA DIC. 1999