Make your own free website on Tripod.com

"PODERES, POLITICAS Y PRESUPUESTOS PUBLICOS EN ARGENTINA"

(Versión verano austral de 2000)

Por  Alfredo Armando Aguirre(*)

http:// choloar.tripod.com/choloar.html

Resumen

Se apunta a enfatizar, desde un abordaje testimonial, acerca de cómo un inadecuado conocimiento de la configuración actual de los poderes públicos argentinos y de su consiguiente dinámica, enerva el potencial aporte que esas estructuras humanas y su equipamiento podrían hacer a un incremento substantivo de la calidad de vida de la población argentina

Palabras claves:

ARGENTINA - ADMINISTRACION PUBLICA - BUROCRACIA - FUNCION PUBLICA - MARCO INSTITUCIONAL - GOBIERNO - ALMACENAMENTO DE DATOS -  CONTABILIDAD PUBLICA - DEMOCRATIZACION - DERECHO PUBLICO - EMPLEADOS PUBLICOS

Desarrollo

No puedo comenzar este desarrollo, sin consignar el carácter testimonial del mismo( "Todo escrito es autobiográfico", "Describe tu aldea y serás universal"). A la fecha de mi ingreso a los cuadros de la Administración Pública Nacional, y próximo a mi graduación universitaria, ya manejaba el concepto de "observación participante", proveniente de la antropología social y cultural, tal como la cultivaron entre otros Malinowsky y Herkowitz.

Casi tres décadas de vivencias, estudios y reflexiones, han afianzado en mi la percepción que el complejo y dinámico fenómeno de lo que denomino los "poderes públicos" argentinos", es bastante diferente a lo que se suele leer en  las publicaciones de las distintas disciplinas que se ocupan del tema, que en este dilatado lapso de tiempo he tenido la oportunidad de acceder.

Tal vez se trate de exégesis de otros contextos espacio temporales. Tal vez elaboraciones formuladas desde fuera de las estructuras concretas analizadas. Tal vez se trate de testimonios basados en experiencias de políticos que pasaron por las cúspides de los poderes públicos.

A los efectos de hacer explícitos los conceptos, con lo cuales intentamos el presente abordaje, me resulta difícil soslayar aquel de Hernán Benitez, en su "Aristocracia frente a la revolución", Buenos Aires, 1953), donde sostuvo que: "tal sea el concepto de hombre que se tenga, será la noción de estado y sociedad que se posea".

Y, remontándonos a una noción de Estado, que viene de la "modernidad -europea", venimos asistiendo a una mutación tan significativa en sus formalizaciones espacio - temporales, que nos resulta mas adecuado ,referirnos a poderes públicos, concepto equivalente a "autoridad política", o "sistema político", entendido como aquella actividad humana que organiza, regula o encuadra la convivencia, de personas en determinadas circunstancias espacio temporales.

Aunque el orden de los factores, al menos en este caso, no altera el producto. Creo adecuado explicitar que la función de todo poder publico , autoridad o sistema político, se implementa en un proceso de lucha por la preeminencia( Gaetano Mosca, "Elementi di Scienza Politica"), o lucha por el poder, o sea lo que en el lenguaje común se conoce como política.

El percatarse que esa lucha por la preeminencia es permanente, ayuda a comprender los procesos que se desencadenan en y alrededor de los poderes públicos. Realizar la distinción acerca que los protagonistas de la lucha permanente por la preeminencia son personas con vocación política, resulta en nuestra opinión la clave para la profundización del abordaje.

Creo, que a esta altura de la saga humana es un valor compartido la igualdad de las personas en dignidad, ante la legalidad y ante los dioses, para los creyentes. Y, creo desde mi parábola vital, que las personas somos vocacionalmente diferentes( aunque esto ya esta explícito en San Pablo). Y aquí cabe la distinción tajante entre las personas con vocación política y las personas con otras vocaciones.

Se me hace que no percibir esta diferencia es una fuente de incontables equívocos y desencuentros. He leído, que algunos eufemísticamente, se refieren a esta realidad como "racionalidades diferentes".

Resumiendo que el quehacer de los poderes públicos, en cualquier rincón del Planeta Tierra, se despliega en el contexto de una lucha permanente por la preeminencia, protagonizada por personas vocacionadas políticamente.

Precisaba, Saúl Taborda, hacia 1937( Homenaje a Bergson en la universidad Nacional de Córdoba), que lo que daba  sesgo democrático a esa "lucha por la preeminencia", es la "deliberación".

Circunscribámonos a los poderes públicos argentinos de nuestros días ,en tanto aspecto de la cultura argentina complejo, velozmente cambiante y conflictivo.

Anticipemos a cuenta de ulteriores precisiones que el quehacer o resultante o producto de los poderes públicos son las políticas publicas, y que esas políticas publicas se formalizan en documentos conocidos como "presupuestos públicos".

Para continuar este desarrollo, se hace necesario hacer algunas precisiones, que entran en el campo de lo que alguna vez se llamo "Instrucción Cívica". Nuestro no tan lejano, traumático pasado institucional,  incluyó en sus múltiples sevicias, una "enseñanza" hipócrita, de las nociones elementales de toda convivencia democrática, alcanzando el paroxismo en las cátedras universitarias de derecho constitucional, durante los periodos de facto o pesudoconstitucionales( cuando las instituciones formales del estado de Derecho funcionaban, previa proscripción de las mayorías).

Asimismo, y considerando la plenitud del estado de derecho vigente a partir de diciembre de 1983, cabe destacar que lo que podríamos considerar una profundización de conceptos cercanos a nuestro abordaje, solo se impartía en una materia del ultimo año de los ex colegios comerciales( Derecho administrativo y Administración fiscal). Que el Derecho Publico( Finanzas Publicas incluidas), comportan unas pocas materias en las facultades de Derecho y una materia en la carrera de Contador Publico ( en algunos casos hasta optativa).

Que asignaturas similares se impartan, en alguna facultad de ciencias políticas o de Administración Publica, no es óbice para afirmar que es una ínfima minoría de la población que tiene un bagaje conceptual suficiente para, tener una acabada comprensión de materias que afectan la cotidianeidad de todos los argentinos.

Así las cosas, y como no podía ser de otra manera, en un Estado de Derecho, los poderes públicos argentinos, tienen su legitimidad legal, en la Constitución Nacional.

La Convención Nacional constituyente de 1994, caracterizada por su rebozante legitimidad, convalidó la matriz de configuración de los poderes públicos, explicitada en la Constitución Nacional sancionada en 1853.

Esa configuración se sintetiza en el Articulo 1º, de esa Ley Fundamental: "La Nación Argentina adopta para su gobierno, la forma republicana representativa y federal".

Al respecto cabe formular dos precisiones. La primera que la configuración inicial es muy distinta de la  previa y sobre todo de la emergente de la Convención Nacional constituyente de 1994. La Segunda: que tanto hacia 1853, como a 1994,las dinámicas previas de los poderes públicos condicionan los funcionamientos posteriores. O sea que poderes y/o políticas publicas "ex -nihilo", o "base cero", resultan de dudosa viabilidad.

Actualmente la dimensión republicana, ya no comporta tres sino cuatro poderes. Ejecutivo, Legislativo, Judicial y Ministerio Publico

Actualmente la dimensión representativa, comporta, mas de un partido político( a los que se ha reconocido constitucionalmente el monopolio de la representación política), elecciones internas con representación de las minorías y cupo femenino, y incluso la obligación constitucional de sufragar.

Cuando se sanciono la constitución de 1853 habia sólo 14 provincias(Recordemos que la de Buenos Aires, no aprobó la sanción de esta Constitución). Actualmente son 23 y la ciudad de Buenos Aires con un status muy peculiar.

 Y aquí recordemos que recién en 1973, todas las provincias(entonces 22) pudieron elegir sus autoridades sin proscripciones.

Aunque las autonomías municipales y universitarias, tenían su consagración legal previa, fueron explicitadas  constitucionalmente,también en 1994.

Así , Argentina cuenta con un sistema o complejo de poderes públicos con características republicanas y representativas, con autonomías provinciales, municipales y universitarias.

Este dispositivo, que incluye la figura de la región y la posibilidad de los organismos intermunicipales( aun de distintas provincias), da una configuración muy especifica a la constelación de los poderes públicos del país.

Atento el rol que juegan la creciente intensificación de la relación con los otros Estados y con los organismos internacionales, a tal punto que desdibujan las nociones tradicionales de las relaciones internacionales y la diplomacia, no puede dejar de consignarse que se va insinuando una creciente interrelación entre los poderes públicos argentinos, con los poderes públicos existentes fuera de las fronteras físicas de la Argentina. La irrupción de las tecnologías de la información, luego del derrumbe del "socialismo real", cataliza ese fenómeno en curso de ejecución.

Aunque resulte farragosa, creo procedente proceder a una enumeración lo mas exhaustiva posible del cuadro de poderes públicos argentinos( constituidos y constituyentes y sus interrelaciones inter o transestatales

En lo que hace a los poderes públicos constituyentes, según las jurisdicciones tendríamos las siguientes formas concretas:

- Poder publico constituyente de los organismos Internacionales,

- Poder publico constituyente del Mercosur

- Poder publico constituyente de la Nación

- Poder publico constituyente de las Regiones

- Poder publico constituyente de las 23 provincias y la ciudad autónoma de Buenos Aires.

- Poder publico constituyente de los Entes Intermunicipales

- Poder publico constituyente de las Municipalidades(alrededor de 1700)

- Poder publico constituyente de las Universidades nacionales(37)

Propiamente hablando, los poderes públicos constituyentes son a Nivel Nacional, provinciales y Municipales. Los otros podrán considerarse poderes públicos constituyentes derivados.

En el caso de los poderes públicos constituidos argentinos, y exceptuando el nivel de los organismos internacionales y el Mercosur, tendríamos de la combinación de la división republicana de poderes y de la división en jurisdicciones la siguiente clasificación de poderes públicos, teniendo en cuenta la cantidad de unidades para cada jurisdicción.

Debe tenerse en cuenta que las jurisdicciones Regionales e Intermunicipales, están en formación.

- Poder público constituido Organismos internacionales (sin diferenciar)

- Poder público constituido Mercosur  (sin diferenciar)

- Poder público constituido Ejecutivo Nacional (Uno)

- Poder público constituido Legislativo Nacional (Uno)

- Poder público constituido Judicial Nacional     (Uno)

- Poder público constituido Ministerio Público Nacional     (Uno)

- Poder público constituido Ejecutivo Regional

- Poder público constituido Legislativo Regional

- Poder público constituido Judicial Regional

- Poder público constituido Ministerio Público Regional (¿)

- Poder público constituido Ejecutivo Provincial  (Veintitrés mas la ciudad autónoma de Buenos Aires)

- Poder público constituido Legislativo Provincial  (Veintitrés mas la ciudad autónoma de Buenos Aires)

- Poder público constituido Judicial Provincial  (Veintitrés mas la ciudad autónoma de Buenos Aires)

- Poder público constituido Ministerio Público Provincial  (¿)

- Poder público constituido Ejecutivo Intermunicipal

- Poder público constituido Legislativo Intermunicipal

- Poder público constituido Judicial Intermunicipal

- Poder público constituido Ministerio Intermunicipal   (¿)

- Poder público constituido Ejecutivo municipal  (Alrededor de 1700)

- Poder público constituido Legislativo Municipal (Alrededor de 1700)

- Poder público constituido Judicial municipal  (Alrededor de 850)

- Poder público constituido Ministerio Público Municipal    (¿)

- Poder público constituido Ejecutivo Universidades Nacionales (37)

- Poder público constituido Legislativo Universidades Nacionales (37)

Imaginemos por un momento que volcamos en una matriz los datos precedentemente enunciados : en las columnas los cuatro poderes constituidos( soslayemos el poder constituyente por su esporadicidad) y en las filas las jurisdicciones, que desagregadas  rondan las mil ochocientos.

El calculo combinatorio nos da la idea de la cantidad de combinaciones, muchas de las cuales se pueden dar simultanea y/o consecutivamente.

Recuérdese que los titulares de cada uno de los poderes, se presumen como personas de vocación política. También recuérdese que las funciones legislativas son pluripersonales y que algunas instancias judiciales son colegiadas. Y quien dice vocación política, implica lucha permanente por la preeminencia

Si a esto se suman las estructuras humanas que le dan soporte técnico, logístico y administrativo a todas  estas instancias funcionales jurisdiccionales, puede columbrarse la masa dinámica de interacciones(cooperación y/o conflicto), susceptible de algún tipo de abordaje académico.

La complejidad de las realidades someramente enunciadas, invita a abordajes procesuales y contingentes, y sugiere las limitaciones que pueden albergar conceptualizaciones que pretendan homogeneizar lo heterogéneo.

Intentemos pues, conscientes de las dificultades emergentes de la temática, como de lo propiamente monográfico del presente desarrollo, compartir un panorama llevado hasta el detalle que nos sea posible. Avancemos pues por capas, con todas las limitaciones que el concepto de limite o frontera pueda tener en esta masa dinámica de interacciones de variopintos niveles de racionalidad.

Sin olvidarnos que los poderes públicos existen para organizar la convivencia de los miembros de una determinada sociedad o agrupamiento humano, podemos comenzar por distinguir cuatro categorías: la de los funcionarios políticos; la de los servidores públicos permanentes; la de las personas  encuadradas en alguna organización y la de las personas no encuadradas en organización alguna.

De mas esta decir que las categorizaciones son labiles, a tal punto que a lo largo del tiempo una misma persona puede pasar por las cuatro categorías.

En el caso de los funcionarios políticos, es clara la distinción entre los funcionarios públicos electos y los "cooptados"( designados por los electos). Aunque discutible, nosotros entendemos que los jueces son funcionarios políticos, electos indirectamente con participación del  los Ejecutivos y los Legislativos, pero últimamente con la creación del Consejo de la Magistratura y el Jurado de enjuiciamiento a nivel nacional y en algunas provincias, su "politización  se amenguaría.

En una ocasión(2 de julio de 1952), el entonces Presidente Peron, afirmo que los empleados públicos "son el Estado mismo". Uno tiene la percepción, que la cotidianeidad de los poderes públicos esta a cargo del mas de millón de personas que animan su quehacer. Esta o percepciones similares vienen generando juicios críticos de distinta procedencia.

En cuanto a las personas encuadradas en organizaciones, resultan obvias las diferentes dinámicas de una poderosa empresa transnacional radicada en el país ante una entidad de bien publico de primer grado. Sin embargo la intensidad de relación y la posibilidad de obtención de respuestas varia según las jurisdicciones y funciones.

Podría sugerirse que la cotidianeidad de las personas, consideradas individualmente o encuadrada en entidades de bien publico de primer grado, están mas cerca de la jurisdicción municipal, y aun provincial que de la jurisdicción nacional o universitaria. Asimismo el impacto de los poderes públicos esta directamente relacionado con la localización geográfica de las personas. En las áreas rurales y pequeños y medianos asentamientos lejanos a las fronteras o al litoral marítimo, la presencia de la jurisdicción nacional es mas virtual que real, aunque siempre hay alguna posibilidad de contacto.

Mas la actividad de los poderes públicos, reiteramos, se manifiesta a través de las políticas publicas, particularmente formalizadas en los presupuestos públicos.

Atento que el concepto de Estado del que han devenido los poderes públicos, como el derecho positivo, son componentes de la modernidad, el quehacer de los poderes públicos, estructurado desde el texto de la Constitución Nacional y documentos constitucionales a el subordinados( como las Constituciones provinciales y las Cartas Organizas Municipales), se plasma en documentos escritos( leyes, Decretos, fallos etc.,).

Cuando en el párrafo anterior al precedente, aludiamos a presupuestos publicos,en ello va implicito toda la energia que insume sancionar anualmente, por parte de los respectivos poderes publicos constituidos legislativos : Una Ley Nacional de Presupuesto, veinticuatro(24) Leyes provinciales de presupuesto y alrededor de mil setecientas(1700) Ordenanzas de Gastos y Recursos.De aqui puede inferirse la manufactura plural de las politicas públicas, asi como del esfuerzo que suponen los abordajes acádemicos que intenten consolidar ex -post, dicho conjunto de decisiones.

Atento a la complejidad hasta aquí denotada, y sin dejar de tenerla presente a modo de marco, vamos a tomar como caso la configuración especifica del Poder Ejecutivo Nacional argentino, en tanto poder publico constituido nacional de funcion ejecutiva. Esto en modo alguno implica que en una perspectiva sistémica u holistica, demos primacía a este poder sobre los otros poderes públicos constituidos.

El concepto de gasto publico argentino, nos permite dimensionar

la magnitud de recursos que manejan los poderes publicos del país. Así de un gasto publico argentino anual previsto para  1999, en alrededor de noventamil millones de pesos( $ 90.000.000.00), el Poder Ejecutivo Nacional previó un gasto de  alrededor de cuarentiséis mil quinientos millones de pesos

( $ 46.500.000). A efectos de mejor visualización debe recordarse que el Producto Bruto Interno de argentina en ese mismo  año fue estimado en  trescientos sesenta mil millones de pesos ( $ 360.000.000)

Lo que afirmemos de este poder publico, nos permite por analogía inferir las estructuras y funciones  de los otros

Vale consignar que desde el punto de vista de la legitimidad del sistema de poderes públicos, la primacía es del poder publico constituyente nacional y por ende de su "producto": La Constitución Nacional.

Existen cuatro alternativas documentales, para abordar las políticas publicas desplegadas por el Poder Ejecutivo Nacional: La Memoria Descriptiva del estado de la Nación, la Ley Nacional de Ministerios y sus Reglamentaciones la Ley Nacional anual de Presupuesto y su reglamentación, y la Ley Nacional anual de Cuenta de Inversión(documento casi desconocido pese a su jerarquía constitucional).

Aunque la desiderata seria la consideración de los cuatro documentos ( Ello es una invitación  a abordaje colectivos y transdisciplinarios),vamos a referirnos a la Leyes de Ministerios y de Presupuesto, y luego enfatizaremos en esta última.

De acuerdo a la Constitución Nacional, corresponde al Congreso sancionar una ley que determine el numero de las competencias de los Ministerios que han de asistir al titular del Poder Ejecutivo Nacional. La Reforma constitucional de 1994, estableció la figura del jefe de Gabinete, una figura algo atenuada de los Primeros Ministros de algunos países de Occidente, quien ha pasado a ser el Jefe de la Administración Pública Nacional.

Sobre la base de la Ley De Ministerios, el Poder Ejecutivo a través del presidente de la Nación, del Jefe de Gabinete de Ministros o de otro funcionario de menor nivel, sanciona una norma( Decreto o Decisión administrativa según el caso) por las que se aprueban las estructuras organizativas de los respectivos Ministerios o reparticiones de similar nivel( por ejemplo las Secretarias de la Presidencia o los Organismos Descentralizados o las Instituciones de Seguridad social). Estas estructuras organizativas, detallan las funciones, responsabilidades primarias, acciones y dotación de personal de cada repartición.

En síntesis dan un marco institucional a las políticas publicas.

Como toda norma la misma se publica en el Boletín Oficial de la República Argentina (B.O.R.A.).

Sin embargo de la lectura de las ultimas leyes Nacionales de Presupuesto y de la Decisión Administrativa distributiva analítica del Presupuesto que le sigue, hemos ido percibiendo que en forma paulatina, los contenidos de la misma, dan un reflejo pormenorizado de las políticas publicas de nivel nacional.

Cabe consignar, que mas allá que consideremos el "caso" del Poder Ejecutivo Nacional, la Ley Nacional de presupuesto abarca al Poder Legislativo de la Nación, al Poder Judicial de la Nación, al Ministerio Publico de la Nación y a las 37 universidades Nacionales; y no contempla las empresas ni las sociedades del Estado nacional ni los bancos Oficiales nacionales( Banco Central ;Nación etc.).

Se detectan en el documento presupuestario consolidado( Mensaje de elevación, texto de la Ley de Presupuesto y Decisión Administrativa Distributiva analítica del Presupuesto), diversos niveles de información a partir del cual se van desagregando las políticas publicas, desde las categorías de la "Política Presupuestaria" hasta la de la "partida parcial", pasando por los "Programas" y "las obras y/o proyectos".

Así podríamos visualizar las políticas publicas como: a) sumatoria de las políticas presupuestarias; b) sumatoria de los programas; c) sumatoria de las obras y/o proyectos, y d) sumatoria de las partidas parciales.

Resulta de suma utilidad practica para este tipo de análisis, un documento tipo glosario, conocido como "Clasificadores Presupuestarios( El vigente a la redacción de este desarrollo es: la Resolución de la Secretario de Hacienda Nº 507 del 5 de octubre de 1999; B.O.R.A. 5 de noviembre de 1999; Actualización y ordenamiento de las Clasificaciones Presupuestarias para el Sector Público Nacional.

Es mi opinión, en el actual estado de mis conocimientos, que el estudio pormenorizado de las partidas parciales, teniendo como marco de referencia directo el programa en la que las mismas están insertas, nos permite tener un panorama concreto de las políticas publicas especificadas a nivel de detalle.

Entre otras consecuencias nos permitiría reconstruir "ex post", dichas políticas publicas, y en algunos casos podríamos verificar considerables diferencias entre los enunciados y las realizaciones.

Tengo para mi que este tipo de abordaje no es una practica extendida. Existe la sensación , incluso alentada por algunos sectores, que esto es una cosa de especialistas. Pienso distinto.

Estimo que un abordaje transdisciplinario permanente de este tipo de contenidos,  haría un substancial aporte a la racionalidad de las políticas publicas.

Para que la democratización no quede en un discurso formal, habría que alentar practicas participativas al respecto.

De una prolongada lectura del Presupuesto Nacional y de las otras mencionadas someramente ut supra, sustento la creencia que al interior de los poderes públicos argentinos, EXISTEN el capital humano y los recursos, que con una creativa movilización y coordinación, pueden hacer un aporte substancial a la calidad de vida de los argentinos, aun en medio de las penurias y carencias existentes.

Resulta alentadora la reciente sanción por el Parlamento nacional argentino de la ley Nacional  Nº 25.152 de Administración de los Recursos Públicos( más conocida como de "convertibilidad fiscal")

Nos parece adecuado, divulgar los siguientes aspectos de dicha norma :

- Los poderes del estado nacional ajustaran la administración de los recursos públicos a las disposiciones de la ley(art. 1).

- Establece que el déficit fiscal(entendido como la diferencia entre los gastos corrientes y de capital menos los recursos corrientes y de capital), no deberán superar  el 1,9 por ciento del Producto Bruto Interno(En adelante PBI) en 1999; el 0,40 por ciento del PBI en el año 2000, el 0,50 por ciento del PBI en el año 2001, y el 0,6 por ciento del PBI en el año 2002.A partir del año 2003, deberá asegurarse equilibrio financiero. (Art. 2). Esto es que los Gastos sean igual a los recursos. Cabe reiterar que el PBI estimado para la Argentina en 1999, es de trescientos sesentamil millones de pesos o dólares ($ 360.000.000.000).

- El Poder Ejecutivo Nacional, elaborara un presupuesto plurianual de al menos tres años.(Art. 2)

- Cuando un funcionario se comprometa a gastos no autorizados por el presupuesto, la Secretaria de Hacienda y la Auditoria general de la Nación, informaran a la Procuración General de la Nación para que efectúe la denuncia por violación del Articulo 248 del Código Penal(violaciones de deberes de los funcionarios públicos)(Art.3).

- Antes del 31 de diciembre del 2001 todos los programas clasificados en la finalidad SERVICIOS SOCIALES, deberán estas sujetos a mecanismos de control y gestión comunitarios. (Articulo 5.) Comentario: la finalidad servicios sociales comprende las funciones: salud, promoción y asistencia social, seguridad social, educación y cultura, ciencia y técnica, trabajo, vivienda y urbanismo, agua potable y alcantarillado. Para tener una idea los gastos del presupuesto de 1999 en esta finalidad ascienden a treinta mil quinientos millones de pesos o dólares($ 30.500.000.000). Nótese la repercusión que puede tener este punto.

- A los efectos de lograr una mayor eficiencia eficacia y calidad de gestión, se autoriza a la Jefatura de Gabinete de Ministros a celebrar acuerdos programas con las unidades ejecutoras de programas presupuestarios. Estos acuerdos establecerán sanciones para las autoridades de programas que no cumplan con los compromisos asumidos.(Art. 5).

- Se instituye el PROGRAMA DE EVALUACION DE LA CALIDAD DEL GASTO, con el objeto de incrementar la calidad de los servicios a cargo del estado mediante la evaluación sistemática de los costos de los mismos con relación a sus resultados, mejorar el desempeño gerencial de los funcionarios y aumentar las eficiencias de los organismos públicos, optimizando la utilización de los recursos humanos en las distintas áreas del Estado.(Art. 5).

- Previo al envío del proyecto de ley de presupuesto para el siguiente ejercicio fiscal, El Poder ejecutivo habrá de remitir la cuenta de Inversión del ejercicio anterior. (Articulo 7).

- Se da carácter de información publica y de libre acceso para cualquier persona o institución interesada en conocerla, toda la documentación relacionada con el presupuesto hasta el último nivel desagregación(por ejemplo ordenes de compra y de pago, personal, jubilaciones y pensiones, inventarios etc.). La Auditoria General de la Nación fiscalizará el cumplimiento de esta disposición(Art. 8).

Se crea un Fondo Anticíclico Fiscal hasta alcanzar el tres por ciento del PBI(unos nueve mil millones de pesos) para ser utilizado cuando se verifique la reversión del ciclo económico.(Art. 9).

La norma como se ve es muy ambiciosa y esperanzadora. Pero uno pecaría de ingenuo, si creyera que la misma podrá ser aplicada sin que aparezcan obstáculos o resistencias.

El ideal seria que normas similares se aplicaran en todas las jurisdicciones provinciales y municipales.

De todos modos, aunque conscientes de las distintas "racionalidades" que suelen detectarse entre las formulaciones de los académicos y las decisiones de los políticos, el mismo contexto democrático estimula a propiciar formas de formulación e implementación de políticas publicas a través de un "presupuesto participativo".

 

De estas formas participativas, debería darse un lugar protagónico a los servidores publicos o trabajadores del estado( individualmente o a traves de sus organizaciones sindicales), y aun a los jubilados del sector que atesoran una tecnologia especifica, de la que hasta ahora se ha hecho escaso aprovechamiento.

En este punto, debemos acotar que los trabajadores activos y los pasivos(y aquí podríamos, porque no, incluir a los ex funcionarios "políticos"), constituyen la memoria "viva" de los poderes publicos. Y por la obviedad que los humanos somos mortales, esta "memoria" es volátil.

Además de esta memoria "viva", esta la memoria "institucional" de los poderes públicos argentinos. Es la que se esta acopiada en innumerables archivos, bibliotecas y repositorios de información de los organismos publicos.

No existe una tarea orgánica para ordenar y gestionar esta impresionante base de datos, uno de lo mas inexplotados recursos del patrimonio argentino.

Si en la "edad de la información", la información pasa a ser un insumo productivo estratégico, va de suyo las fecundas hipótesis de trabajo que al respecto se abren.

El tema del potencial de las memorias viva e institucional de los poderes publicos, esta vinculado con el efecto residual de las políticas publicas precedentes a las actuales.

Hay evidentemente efectos condicionantes, pero también existen , y no suficientemente ponderados, todo tipo de recursos y aun de practicas, que arbitrados en anteriores ejercicios presupuestarios o periodos de gobierno, son susceptibles de reciclaje, o reutilización.

Los poderes publicos, distan de haber utilizado a pleno, el potencial de consultoría que albergan.

Están también , los comportamientos inerciales, por los cuales determinados grupos han, reservado de hecho para si, significativas magnitudes de los presupuestos publicos.

No se nos escapa que junto con la existencia de todo el potencial muy someramente esbozado precedentemente, afectan a los poderes publicos argentinos, el fenómeno de la burocratización, entendido como ensimismamiento y encapsulamiento, o "autonomía funcional de los motivos", de sus estructuras organizativas componentes. Sobre el particular, en este trabajo, solo me permito sugerir abordajes ulteriores transdiciplinarios y participativos.

No obstante  frente a estas inelasticidades y considerando con reservas, alternativas de base cero, creo que deben fortalecerse todas las iniciativas para democratizar los presupuestos publicos y por añadidura las políticas públicas en aras de un incremento creciente de la calidad de vida, de la población, preferencialmente de los sectores mas carencientes de la misma.

Buenos Aires,  14 de febrero de 2000

 (*) Miembro de los cuadros permanentes de la Administración Pública Nacional argentina, con treinta años de antigüedad y Profesor titular de la materia "Introducción a la Organización del Estado",  en la Escuela Superior de Ciencias Ambientales de la Capital Federal desde 1995.