Make your own free website on Tripod.com

AYUDA-MEMORIA ACERCA DE MUJER, LATINOAMERICA  E IT

 

Redacto  lo que sigue a mis 64 años de edad desde el área Metropolitana de Buenos Aires, en la Banda Occidental del Río de la Plata. Para más precisión en el invierno austral del año 2011 del calendario gregoriano.

Puesto a discursear sobre mujer, Latinoamérica e IT, en o desde esta circunstancia espacio- temporal, no es ocioso decir que los tres conceptos están interrelacionados y altamente sensible al concepto.

Tendríamos que hacer algunas consideraciones sobre mujer, sobre todo en estos tiempos que ha ganado peso la cuestión de “genero”.

Tendríamos que hacer algunas consideraciones sobre Latinoamérica,

Y, obviamente tendríamos que hacer algunas consideraciones sobre IT (aunque nosotros estamos más familiarizados con el marbete Tics (Tecnologías de la comunicación y de la información.

Aunque el orden de presentación, no indica precedencia alguna, empecemos por el concepto mujer que manejaremos en este desarrollo. Tomando como punto de aproximación la distinción entre arcaico y moderno, que vos has hecho botija, en tu tesis ( FLORES MORADOR Fernando,”Tierra firme anticipada. El descubrimiento de América y las raíces arcaicas de Occidente”, Montevideo, 2006).

Va de suyo que una cosa es la mujer “moderna “y otra la mujer “arcaica”. Consider ado desde una perspectiva etnológica son dos cosmovisiones diferentes. Ninguna superior a otra. Son distintas. El tema es que las mujeres arcaicas son mayoría (creciente en “Latinoamérica”) y las mujeres “modernas” son una minoría decreciente, al menos en la misma área geográfica.

Me quedan reservas acerca de la efectividad de los abordajes que hagan las mujeres modernas de las mujeres arcaicas.

Tal vez en esto no hayas diferencias de sexo, sino de cosmovisión.

Es decir que es extensiva a los hombres la reserva. Pero aceptado que la mirada femenina es diferente del la mirada masculina. Suponemos que la mirada femenina moderna es diferente de la mirada femenina arcaica. Ello reafirma nuestra conjetura acerca de las distorsiones que se pueden ofrecer en lo abordajes intelectuales que hagan las mujeres modernas sobre la  problemática de las mujeres arcaicas.

Con esas reservas, nos vamos al tema generacional o de las franjas etarias.

Hay matices entre el mundo de las niñas, las púberes, las mujeres adultas y las ancianas. Sean modernas o arcaicas.

Hay diferencias entre las mujeres campesinas y las mujeres urbanas; aunque aquí aparece una categoría que es la de las mujeres  campesinas migrantes a las áreas metropolitanas. Esto nos coloca de lleno en la cuestión de la “pobreza metropolitanas del Tercer mundo”, que de suyo es extensiva a las metrópolis latinoamericanas.

Se trata de mujeres pobres y de costumbres y cultura campesina. Pero hay un elemento diferenciador más de la mujer moderna urbana, aculturada en las ciudades en medio de la cultura urbana tomada de modelos euro americanos u occidentales. Se trata de que las mujeres de cultura campesina, permanezcan en sus hábitats o se hayan visto compelidas  a migrar forzadamente a las periferias de las áreas metropolitanas, son portadoras de culturas o bien aborígenes o bien africanas y en menor medida a culturas de los migrantes arcaicos europeos.

Va quedando claro que directa o indirectamente el centro de nuestras inquietudes va hacia las mujeres arcaicas, de todas las franjas etarias, sea asentadas en hábitats rurales como en las periferias de las metrópolis latinoamericanas.

 

Pasemos al concepto de Latinoamérica. Aunque haya constancia de que el concepto Latinoamérica, fue acuñado por un intelectual chileno, lo concreto es que fue completado y consolidado desde París, con una innegable sesgadura euro centrista. Se han sucedido diversos intentos de nuevas denominaciones. Tales “Eurindia”, “Indoamerica”, “Nuestra América”; “confines de Occidente”, “America Profunda”,”Abyayala”, “América Morena”.

Faltaría algo así como “Etnoamérica”, un concepto que englobara a las crecientes mayorías de mestizos, mulatos, zambos y descendientes de las migraciones europeas desplazados por sus respectivos procesos de formación de estados nacionales.

Algo  insinuó aunque no llego a desarrollar Rodolfo Kusch, sobre esta arcaicidad europea. Él no llegó a ver el fenómeno del recrudecimiento de los particularismos en Europa, que es un fenómeno reciente. Allí queda claro que los contingentes que migraron a América desde Europa y Cercano Oriente, a fines del siglo 19 y principios del 20, pertenecían a las minorías  ,o no ,étnicas que eran excluidas por los grupos que se habían apoderado de los procesos de formación de los estados nacionales. Nos parece estrecha la noción de Latinoamérica, porque deja afuera a la africanidad. Porque deja afuera al área caribeña. Porque deja afuera tanto a los aborígenes norteamericanos como al proceso de “hispanización” de ese país, que es un proceso protagonizado por mestizos mejicanos. Y porque deja afuera a los aborígenes canadienses y a los árticos (Las first Nations) tan consideradas en ese país.

La categoría Etnoamérica engloba a todas esas etnias que cubren todo el continente desde Alaska a Tierra del Fuego. Y son mayorías crecientes.

Llegamos  las Tics. Si bien en sus inicios, el fenómeno fue detonado por las PC personales conectados a la red telefónica con los dispositivos denominados módem; a medida que sE desarrollaba en forma exponencial, tal vez cuántica, se hacia evidente que resignificaba, tecnologías previas, que cumplían al menos funciones comunicacionales.

Es decir que en una noción lata de las Tics, había lugar para la telegrafía, para la telefonía, para la radiodifusión (en todas sus variantes), para el cinematógrafo y para la televisión.

Pareciera que en esta fusión, solo se puede hacer la distinción entre las tecnologías que hacen uso del espectro electromagnético y las que se realizan con algún tipo de conducto (como la fibra óptica), admitiendo la posibilidad de alternativas mixtas. Cada día se comprueban nuevas aplicaciones emergentes de la combinación de las distintas aplicaciones de las Tics, en sentido amplio.

En concreto se multiplican las posibilidades comunicacionales interactivas, con crecientes posibilidades de formación y comunicación,  costos accesibles.

Ello abre una posibilidad concreta a la elevación cultural y a la capacitación de los sectores más postergados, por caso las mujeres arcaicas de Etnoamérica.

La cuestión sigue siendo que esas posibilidades sean para dignificar esa categoría poblacional en el contexto de sus propias culturas, incluso potenciándolas y no sean hechas, como se ha venido haciendo, queriéndoseles imponer otra cultura, como viene siendo la pretensión del amplio espectro de los euro centrismos.

 

Redactado en Buenos aires el 27 de Agosto de 2011 siendo las 2348