Make your own free website on Tripod.com

“DE OKINAWA A HOKKAIDO CON ESCALA PREVIA EN SAPPORO”

 

“DE OKINAWA A HOKKAIDO CON ESCALA PREVIA EN SAPPORO”

 

Por Alfredo Armando Aguirre

http://choloar.tripod.com/choloar.html

 

En ocasión de la reunión del Grupo de los Ocho (G-8), realizada en la ciudad japonesa de Okinawa, elaboramos la comunicación titulada: "YO ENTRE 6.000 MIL MILLONES", cuya redacción finalizamos el 20 de setiembre de 2000, la que puede leerse en el vinculo: http://choloar.tripod.com/yo_entre_6.htm

En esa ocasión señalábamos la importancia de los resultados de estos eventos plasmados en documentos llamados “ Comuniqué”, donde los miembros de este grupo ( jefes o jefas de Gobierno de: Canadá, la Unión Europea, Francia, Alemania, 

Italia, Japón, Rusia, Gran Bretaña, y los Estados Unidos de Norteamérica), pasan revista al acontecer planetario ,y permiten inferir acerca de la evolución de los acontecimientos de este proceso de globalización y mundialización asimétrica, que se va acelerando, con la implosión de la experiencia denominada “socialismo real”, cuyo emblema fue la caída del muro de Berlín en mayo de 1989.

Atento que los protagonistas primarios, de este núcleo de poder concreto, no hablan el idioma español, sólo se toma conocimiento en el mundo hipanoparlante, de cuestiones laterales de estos eventos como las “notas de color”, generalmente protagonizadas por los militantes de los movimientos “antiglobalización”; las fotos del conjunto de protagonistas, y los comentarios de las agencias

noticiosas, generalmente sesgados por los intereses de las mismas.

La Cumbre (Summit) de 2000, precedió a los eventos de la Cumbre del milenio de las Naciones Unidas, donde se aprobaron los Objetivos del Milenio, que son una demostración, acerca de cómo el sistema de las Naciones Unidas, comienza a implementar los objetivos de su Carta Constitutiva de 1945, neutralizados hasta 1989, por el decurso de la mencionada “Guerra Fría”.

Como ya lo señaláramos en nuestro artículo del año 2000, estas cumbres, hacen un repaso pormenorizado del acontecer mundial; analizan el tratamiento de las cuestiones que han hecho los distintos organismos intergubernamentales del sistema de las Naciones Unidas, y asumen compromisos para el futuro.

Por eso resulta muy ilustrativo abrevar en estos documentos, que debe reconocerse son de fatigosa lectura, porque permiten visualizar el curso del acontecer mundial. Si bien los compromisos asumidos en las sucesivas cumbres- que tienen una secuencia anual- solo abarcan a los firmantes: explícitamente ocho miembros, y por extensión a los miembros de la Comunidad Europea; dada la influencia de estos países en el concierto de las naciones estados, se van dando mecanismos formales e informales, por los que las decisiones de este grupo terminan por dar el tono del funcionamiento integral del sistema de las Naciones Unidas, sistema que paulatinamente va asumiendo el carácter de un gobierno mundial de características asimétricas.

Un ejemplo esclarecedor de las proyecciones que aludimos en el párrafo precedente, lo constituye la Commonwealth de la educación, compuesto por Gran Bretaña y casi todas sus ex colonias que suman 54 miembros. Esta demás decir que el voto inglés en el sistema de las Naciones Unidas se multiplica por 54. Algo parecido sucede con los países francófonos.

Lo hasta aquí afirmado se desprende de los Documentos de la Cumbre de Hokkaido, accesibles en idioma ingles en el vínculo:

http://www.g8summit.go.jp/eng/doc/index.html

Pero en esta ocasión, y como novedad congruente con el curso que vienen tomando el acontecer planetario, se adicionó a los resultados específicos del G-8 , la “Declaración sobre Seguridad Energética y Cambio Climático en el Encuentro de líderes de las mayores economías ( Declaration of Leaders Meeting of Major

Economies on Energy Security and Climate Change)” La misma esta suscripta por los Jefes y Jefas de Gobierno Australia, Brasil, Canadá, China, la Unión Europea, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, Corea del Sur, Méjico, Rusia, Sudáfrica, Gran Bretaña, y los Estados Unidos de Norteamérica, la que puede leerse en versión inglesa en el vínculo:

http://www.g8summit.go.jp/eng/doc/doc080709_10_en.html

Como se podrá apreciar esta Declaración (documento distinto del Comuniqué) esta también firmada por los líderes gubernamentales de Australia, Brasil, China, India, Indonesia, Corea del Sur, Méjico, y Sudáfrica.

De estos ocho países, cinco: Brasil (que llevó la posición del MERCOSUR), China, Méjico, India,y Sudáfrica, los que se van conociendo como el G-5, se habían reunido previamente en la ciudad también japonesa de Sapporo, para procurar unificar posiciones en el encuentro con el G-8.

Citar como uno de los conceptos liminares de la Declaración de los diecisiete (17) líderes en el sentido que: “El cambio climático es uno de los grandes desafíos globales de nuestro tiempo”, sería casi como minimizar el contenido conceptual y las significaciones prospectivas que han generado o convalidado los encuentros de Sapporo y Hokkaido.

Somos de la opinión que lo que se viene generando alrededor del nucleamiento de poder hasta ahora conocido como G- 8, es una referencia inexcusable para los interesados en el curso del acontecer global desagregado en los respectivos estados-naciones del orbe. Cada uno, desde sus irrepetibles y respetables cosmovisiones, sabrá si acepta acríticamente o críticamente, los efectos de este esquema, que se va incorporando a las legislaciones de los respectivos países, en la medida que sus parlamentos, ratifican los convenios y Tratados acordados en el sistema de las Naciones Unidas y los convierten en legislación positiva en sus respectivos territorios. Abrevar en los contenidos de estos documentos, a cuya lectura nos remitimos, puede constituir una sólida base conceptual, para saber a que atenerse. Los documentos que aquí comentamos muy someramente no resultarán inocuos a nuestras respectivas existencias.

Buenos Aires, 10 de julio de 2008