Make your own free website on Tripod.com

EUROAFROINDIA

Por Alfredo Armando Aguirre

http://choloar.tripod.com/choloar.html

 

Escribir esta comunicación, con este titulo como desencadenante, se me ocurrió en esta mañana de domingo de Pascua del año 2010 del calendario gregoriano, mientras caminaba por las calles de un barrio de la ciudad de Buenos Aires, conocido como Villa Real, que el año pasado cumplió un siglo de vida.


En la presente convergen a manera de balbuceante esbozo, las fuentes de conocimiento que últimamente voy abrevando, y que alimentan y realimentan, los temas sobre los que vengo estudiando y cavilando desde hace ya largo tiempo. Por orden de "aparición", he leído en los últimos días un trabajo de Rouquier, otro de Moniz Bandeira y un capitulo sobre el Brasil Colonial de Boris Fausto.

Si bien el trabajo de Rouquier resulta motivante, se me hace, que sus documentalistas, respecto a fuentes argentinas vinculadas con lo americano, no le aportaron datos que nosotros si lo hubiéramos hecho. Y en realidad, para ser sinceros, atento la fecha de publicación e investigación previa, tampoco lo hubiéramos hecho de la forma que lo haríamos en  los días que corren. Al menos en el capitulo que leímos, se omiten a autores como Ricardo Rojas, como Bernardo de Canal Feijoó y como Carlos Molina Massey. El titulo del libro de Rouquier es "América Latina. Introducción al Extremo Occidente", publicado en Méjico en 1997.

Ya el titulo nos hizo acordar al libro de  Bernardo de Canal Feijoó, "confines de Occidente", publicado en 1954, y que llegara a nuestro conocimiento a mediados de los 80, por medio de nuestro amigo José Andreasen. En ese libro- una suerte de "upgrade", de un trabajo en torno a la cultura argentina, que había publicado diez años antes (1944)-  Canal se refiere al tema que aparece en el libro que  comentamos de Rouquier, y en el articulo de Moniz  Bandeira (que es de 2005), allí en relación a que denominación darle a este continente, que "descubrió", Colon en 1492, Canal se refiere a Eurindia o Ameropa. Y poco tiempo después, nosotros "descubrimos", que "Eurindia", es el titulo de un libro del muy citado y poco leído(al menos actualmente Ricardo Rojas),que en 1922, publicó un libro con ese titulo, con una temático que ya había insinuado en su "Blasón de América", escrito como homenaje al Primer Centenario Argentino, allá por mayo de 1910, y que permite barruntar lo que había motivado al "mataquito" santiagueño, a escribir hacia 1905 su "País de la selva".

Bueno lo concreto que Rouquier no cita esa denominacion. Tampoco Moniz Bandeira. Respecto a Molina Massey, Rouquier adjudica la acuñación  del termino Indoamerica, a Haya de la Torre, fundador del Apra Peruano. Todo indica que la utilización del termino desde Méjico por Haya, fue posterior a los artículos de Molina Massey publicados en la revista de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires en 1926 y en una revista mejicana al año siguiente, donde se refiere a una Filosofia Indoamericna.

Mas el tema que se debate y que posiblemente sea inacabable, es el de la denominación a darle a la fluencia o flujo vital de este continente. Resulta evidente que cada denominación que se ha intentado, obedece a circunstancias de coyunturas politicas. Eso, sin perjuicio que esas coyunturas hayan hecho suyas denominación empleadas con anterioridad por algún intelectual o político. Así "America Latina", fue acuñada por un político chileno, pero "empoderada" por las ambiciones imperiales francesas. Lo de "Iberoamericana", tiene orígenes en círculos españoles. Alguien, para no dejar afuera al imponente Brasil, pergeñó hispano - luso America. Desde cenáculos de los Estados Unidos, se propiciaron términos como "las Américas" o el Panamericanismo".

Se ha acudido a los adjetivos para perfilar. El mas conocido sea el de José Marti " Nuestra America". Rodolfo Kusch (1922 -1979), tituló a uno de sus trabajos más conocidos "America Profunda". Hemos leído o escuchado denominaciones como "America morena", "America trigueña". Con el "redescubrimiento", de la vigencia de las etnoculturas precolombinas, se llegó a escoger una denominación, de una lengua aborigen: Abyayala.

A modo de acotación al párrafo precedente: Luego de la primera emisión al ciberespacio de la presente, Andrés Kozel nos envió  un mensaje de correo electrónico que por entender  “agrega valor” a nuestra comunicación, pasamos a consignar. Escribió Kozel:

“Una sugerencia: fijate de incorporar tus cavilaciones onomásticas a Carlos Lenkersdorf, quien hace poquito propuso la denominación Latinoamerindia. Lenkersdorf, que está en México y es muy viejito, ha estudiado mucho la lengua y la filosofía de los tojolabales de Chiapas. “( Fin del mensaje)

Le sucedió a ese "redescubrimiento"(redescubrimientos que a veces ignoran olímpicamente, a quienes en contextos previos menos favorables hicieron voluminosos y especiosos desarrollos sobre estas temáticas), el  otro en de la "negritud", muy ligado a los estudios de la esclavitud (Ejemplo "la ruta del Esclavo).

En mi Argentina se esta trabajando desde la perspectiva conceptual de los "afro argentinos de tronco colonial", tema que me llega de cerca atento a mis ancestros zambos (mezcla de indio con negro), ancestralidad que es de descubrimiento también reciente en cuanto nuestra  raíz afro.

Tal vez estas raices, que desconocíamos, son las que nos impulsaron a los estudios etnoculturales, así como a la predica y a las practicas carnavalescas.

Tal vez las mismas nos predispusieron a tomar a la etnocultura lituana como una suerte de "Bench mark", de nuestras pesquisas. Así hace poco tiempo llegamos a los carnavales de São Luiz, en el estado brasilero de Maranhão. Ese estado tiene una bandera tricolor blanca, roja y negro. El blanco por los europeos, el rojo por los aborígenes y en negro por los africanos.

Hace pocos meses la oímos a Liliana Dauness, por un programa que conduce en Radio Nacional de Buenos Aires, titulado "María Pimienta", vincular los tres  colores, como lo hace la bandera del estado brasilero citado, auque ella no lo relacionó.

Por todo lo precedente, esbozado a vuela pluma y con carácter de esbozo, de algún modo recapitulatorio  de nuestras inquietudes se nos ocurrió, la presente comunicación mientras caminábamos por un barrio porteño, en esta mañana de Domingo de Pascua de 2010 del calendario gregoriano, que bien podríamos escalar del "Eurindia" al "Euroafroindia", en aras de nuestras inacabables búsquedas.

Solemos emplear el "motto" de Goethe, "todo escrito es autobiográfico", para auto identificar nuestro pensar situado. Cuadra también para esta comunicación.